fbpx
Castillo de Peles

Rumania el país de los Cárpatos

Cuando la gente piensa en Rumania, tiende a pensar solo en los gitanos y en Drácula, pero este país es mucho más que eso.
Situada en Europa del Este, Rumania es el noveno país más grande de Europa con una geografía muy diversa y una hermosa naturaleza. Cuenta con unos 20 millones de personas compuesta por un 85% de rumanos y otras minorías étnicas como húngaros, alemanes, italianos, turcos o romaníes.
Rumania es miembro de la OTAN desde 2004 y parte de la Unión Europea desde 2007.
La capital de Rumanía es Bucarest con aproximadamente 2,4 millones personas. La hora local en Rumania es la hora de Europa del Este (EET) +02: 00. Su moneda es el leu rumano (1 leu serían unos 0,2 €), y el enchufe que necesitarás para cargar el móvil es el mismo que tienes en casa, el típico europeo.
Razones para visitar Rumanía
Para los amantes de la historia y la literatura. Para viajar en parejas y explorar nuevos lugares o hacer una escapada en familia para conocer otro país. Hay muchas razones para visitar Rumanía: castillos medievales mezclados con vistas reales o comunistas (el famoso castillo de Bran o el castillo de Peles), muchos parques naturales y atracciones repartidas por las salvajes montañas de los Cárpatos, atracciones únicas como la mina de sal de Turda, el delta del Danubio, la famosa Carretera Transfagarasan, iglesias de madera de Maramures o iglesias pintadas de Bucovina.
La campiña rumana es como un museo de historia viviente. Tiene pequeños pueblos donde se conserva una forma de vida sencilla, pacífica y arcaica. Además, un recorrido por Transilvania será una experiencia única. Y mientras tanto, disfrutarás de una gastronomía diferente y deliciosa.

Ciudades más visitadas de Rumanía

Bucarest: Algunos conocen a Bucarest como el “Pequeño París. Esta ciudad mezcla torres de vidrio y acero con palacios y jardines renacentistas para brindar una ciudad capital que tiene algo para todos. No puedes perderte una ciudad que ha convertido algunos palacios, no solo en museos o galerías, sino también en lugares más comunes tiendas de discos y librerías, como la librería Carturesti Carusel.

Reloj de la Torre en Bucarest
Reloj de la Torre en Bucarest

Brasov: Si estas buscando ese aire vampírico de Rumanía, en la región de Transilvania encontrarás Brasov, en la base de las montañas de los Cárpatos. Está lleno de arquitectura gótica del siglo XVII.

Cluj-Napoca: Esta ciudad de Transilvania fue una vez un asentamiento romano antes de que los alemanes la tomaran en el siglo XII. Aquí encontrará algunas de las mejores iglesias, catedrales, museos y una hermosa casa de ópera de Rumania. Es un verdadero centro histórico y cultural.

Constanza: Es una ciudad portuaria al borde del Mar Negro más concurrida del país y su historia se remonta a 2500 años. Hay algunas ruinas antiguas e interesantes monumentos históricos para explorar. La zona del casco viejo es bastante pequeña, pero tiene un ambiente agradable y lugares interesantes como el Museo de Historia y Arqueología, el mosaico romano y los baños termales, la Gran Mezquita Mahmudiye y una hermosa catedral ortodoxa.

Casino de Constanza
Casino de Constanza

Sighisoara: No es solo una ciudad con una arquitectura hermosa, también es el lugar de nacimiento de Vlad el Empalador, en quien se inspiró el personaje de Drácula de Bram Stoker. Podrás explorar su casa veneciana, la torre del reloj del siglo XIV todas las iglesias que hay.

Iasi: Es el hogar de la universidad más antigua y el teatro nacional más antiguo del país, siempre ha sido un importante centro de progreso académico y cultural en Rumania. La arquitectura de Iasi de diferentes períodos de tiempo refleja la rica historia de la ciudad. Hay una curiosa mezcla de diferentes estilos, desde iglesias medievales hasta elegantes edificios neoclásicos y barrocos, así como edificios brutalistas de la era comunista.

Cosas diferentes que hacer en Rumanía

Además de las típicas excursiones que hacemos en todo el mundo en Rumania , vamos a ver increíbles castillos medievales, una naturaleza exuberante y una gastronomía muy completa

Visita increíbles castillos:

Rumanía alberga una cantidad impresionante de castillos, ciudadelas y fortalezas. Pertenecientes a diferentes épocas, fueron construidos para diferentes propósitos y tienen diferentes características. El castillo de Peleş, uno de los castillos más encantadores de Europa, el castillo de Bran, la pintoresca y mítica morada del Conde Drácula y el castillo de Corvin, con una estructura gótica que parece recién sacado de un cuento.

Castillo de Hunedoara
Castillo de Hunedoara

Tomar un tren de vapor a través de un paso de montaña:

El último gran tren de vapor que atravesó un bosque de montaña en Europa se encuentra en Rumanía. Este viaje en tren es quizás lo más mágico y romántico que puedes hacer en todo el país.

Tren de Vapor en Rumania
Tren de Vapor en Rumania

Visita el cementerio más feliz del mundo:

En Sapanta hay un cementerio lleno de tumbas de dibujos animados que celebran y satirizan la vida de los enterrados allí con divertidas historias y poemas. Un giro maravilloso y feliz sobre la muerte.

Cementerio Sapanta
Cementerio Sapanta

Descubre la cara tallada de Decébalo:

Una estatua enorme del rostro del rey Decébalo tallada en una enorme roca blanca protege el Danubio, el río más famoso de Europa. La única forma de verlo es en barco, pero navegar por el Danubio también es una gran experiencia.

Ver la esfinge natural de las montañas Bucegi:

Esta formación rocosa natural está completamente intacta por manos humanas. Y, sin embargo, se parece mucho a la Esfinge de Giza en Egipto.

Viajar a los volcanes de lodo de Berca:

Los llaman volcanes, pero realmente son solo gases subterráneos que dan como resultado un increíble paisaje lunar. Toda la zona parece extraña comparándola con los frondosos bosques verdes y montañas del resto de Rumanía.

Mejor época para viajar a Rumanía

El clima rumano es continental con veranos calurosos (temperaturas que superan los 30 ° C) e inviernos duros (casi -10 ° C en Bucarest). Esto es más evidente en las zonas montañosas que en la costa, donde las temperaturas son más suaves.
La primavera y el otoño son cortos pero muy agradables. Para visitar el país, lo mejor sería elegir mayo y junio, o septiembre, a menos que prefieras explorar el paisaje nevado en Navidad. Si quieres disfrutar de las playas del Mar Negro, julio y agosto son obviamente la mejor época.

Comida típica de Rumanía

Comida en Rumania
Comida Rumania

La comida tradicional rumana está fuertemente influenciada por las cocinas balcánica, turca, serbia, alemana y húngara. Debido a esta experiencia enriquecida, la comida rumana es variada, abundante y muy sabrosa. Estos son algunos alimentos locales fantásticos para abrir el apetito.

Mici: son salchichas sin funda hechas con carne molida a la parrilla y varias especias. Se sirven con mostaza y pan.

Papanasi: deliciosas rosquillas hechas con queso frito, cubiertas con crema agridulce y mermelada de arándanos. Es un postre tradicional en el norte de

Rumania y son populares en todo el país.

Balmos: una mezcla de crema agria, mantequilla, harina de maíz y muchísimo queso.

Jumari: es un entrante crujiente y salado de trozos de tocino frito y grasa de cerdo.

Sarmale: son rollitos de col rellenos de arroz, carne picada, verduras y especias.

Postres dulces en Rumania
Postres dulces en Rumania

¿Te han entrado ya ganas de hacer un viaje? Sabemos que Rumanía no es el primer destino que te viene a la mente a la hora de hacer un viaje. Pero lo que sí es, es un país diferente, muy bonito y que nunca olvidarás. Eso sí, no olvides de llevar una ristra de ajos, por si acaso.

Anímate a visitarlo tenemos varios programas que te van a permitir ir o también la posibilidad de realizar un viaje a medida

DEJAR COMENTARIO