Chocolate Belga

Chocolate Belga, autentico placer.

El chocolate belga ha sido el alimento de los campeones, un señuelo para los amantes, la indulgencia de los ricos y más tarde, el favorito de las masas. No tiene que ver solo con comprar chocolate. Se trata de toda una serie de experiencias diferentes y diversas.

Existen 10 propiedades que hacen al chocolate belga tan único:

  • Una fina estructura. El chocolate se muele tan fino que tiene una estructura de tan sólo 15 a 18 micras.
  • Alto contenido en cacao. El chocolate belga tiene un contenido de cacao superior a la mayoría de los productos extranjeros.
  • Pura manteca de cacao. El chocolate contiene 100% de manteca de cacao.
  • La selección de los granos. Tradicionalmente, los chocolateros belgas siempre han utilizado los granos de cacao de alta calidad.
  • El sector de chocolate belga es muy diverso. Además de grandes empresas como Callebaut y Belcolade, también se encuentran empresas medianas como Godiva y Leonidas, así como un montón de pequeños chocolateros y fabricantes de bombones que difunden la fama de chocolate belga.
  • Los chocolateros belgas son particularmente creativos. En ningún otro lugar en el mundo vas a encontrar una gran variedad de nuevos y, sobre todo, deliciosos sabores y combinaciones. Desde bombones clásicos hasta interpretaciones audaces y sofisticados con sabores exóticos. Los chocolateros también son verdaderas tendencias en el diseño del chocolate.
  • El chocolate es una experiencia integral, en Bélgica no se trata solo de comprar chocolate. Se trata de toda una serie de experiencias diferentes y diversas experiencias; visitar museos, las rutas del chocolate y los paseos para realizar degustaciones con chocolateros que sienten pasión por su oficio y talleres donde los visitantes pueden diseñar su propio chocolate.
  • En 2007, se desarrolló el “Código de chocolate belga”. Este código garantiza que el chocolate belga en realidad procede de Bélgica.
  • El sector de chocolate belga exporta su chocolate de alta calidad en todo el mundo. Dos terceras partes tanto del chocolate industrial como de los productos terminados son enviados al extranjero.
  • La fábrica de chocolate más grande del mundo está en Wieze, Bélgica. Barry Callebaut produce alrededor de 270.000 toneladas de granos de chocolate cada año, haciéndole prácticamente el mayor proveedor de chocolate del mundo. En Wieze también se encuentra la primera de las 17 Academias del chocolate que se han extendido por todo el mundo. Recientemente fue totalmente reconstruida y ahora es la mayor Academia de Chocolate del mundo.

 

Si desea degustar el chocolate belga, visite nuestra web donde le prepararemos un viaje a medida por Bélgica.