fbpx
Copia de Diseño sin nombre (44)

Ushuaia, paraíso al sur del mundo

Un rincón sorprendente detrás del inicio de la cordillera de los Andes y sobre el canal Beagle se pueden experimentar las cuatro estaciones en un solo día.

Entre los meses de noviembre y marzo, los días son atípicamente extensos con casi 17 horas de luz: es una de las maravillas que la naturaleza le regala a la ciudad más austral. En abril y mayo las horas del sol empiezan a ser más escasas y se acompañan con temperaturas agradables entre los 6°C y 15°C. Al tener un clima marítimo las temperaturas mínimas no son tan bajas y las máximas son menores que en otras localidades a igual latitud en el hemisferio norte. La ciudad de Ushuaia contrasta con los largos kilómetros de desierto y estepa que la preceden: su exuberante naturaleza trasandina sorprende.

Canal de Beagle

Navegar el paso marítimo más austral del continente, conectando el Océano Atlántico con el Pacífico, es una experiencia inolvidable, y sin dudas una de las mejores cosas que hacer en Ushuaia. Durante el recorrido vas a ver de cerca el icónico faro rojiblanco Les Eclaireurs (no es el “faro del fin del mundo”, porque el del libro de Julio Verne está en la Isla de los Estados). También puedes visitar la Isla de los lobos, donde vas a ver una población muy grande de lobos marinos, y la Isla de los pájaros, donde habitan distintas especies de gaviotas, albatros, cormoranes y más. Estas dos islas son parte del archipiélago Bridges.  Y para completar un paseo de fauna silvestre única la visita a la pingüinera de Isla Martillo.

Se puede completar esto  sumando la visita a la Estancia Harberton, que fue el primer asentamiento civil del hombre blanco en Tierra del Fuego.

Ushuaia y sus alrededores

El viaje a esta ciudad austral brinda todas las posibilidades de conectar con la naturaleza que la rodea, ya sea en paseos por la ciudad o caminatas por sus increíbles alrededores.

El punto más buscado de la ciudad es el muelle turístico (con  la típica foto con el cartel que dice “Ushuaia Fin del Mundo”), con vista al Canal de Beagle. Muy cerca del muelle está una de las dos sedes del Museo del Fin del Mundo (sí, todo tiene este título acá), en donde hasta 1976 funcionó el Banco de la Nación.

Caminando por la costanera en la otra dirección, vas a llegar al otro lugar de foto típica, que es el letrero de Ushuaia, frente a la península en donde está el aeroclub. Y desde acá podés hacer una caminata rodeando la Bahía encerrada, que es un área protegida en la ciudad.

 

El Presidio de Ushuaia,

El edificio más emblemático -e infame- de Ushuaia es actualmente la casa de cuatro museos que nos cuentan la historia de la ciudad antes de que fuera asociada con el turismo. Fue en este complejo, entre 1896 y 1947, donde se aisló a criminales considerados de los más peligrosos del país por su reincidencia, además de presos durante la década del 30 luego del golpe militar.

Con caso emblemáticos como el del “Petiso orejudo” entre tantas historias,  la posibilidad de ver cómo era la cárcel por dentro, es el Museo del Presidio el que más interés genera, pero hay otros más que podés visitar con la misma entrada, que tiene duración de dos días:

Museo Marítimo: fue el primero en abrir, en 1995, como una colección privada de maquetas de barcos y mapas antiguos. Hoy la colección es mucho más grande, contando la historia marítima de la región, desde la llegada de Magallanes, la vida y costumbres del pueblo yámana, hasta las leyendas de los buscadores de oro y la dura vida en las estancias patagónicas.

Museo de Arte Marino: se exhiben obras de arte relacionadas al mar y lo portuario, con piezas de grandes artistas argentinos como Quinquela Martín, Eduardo Sívori, Antonio Berni y Lacamera.

 

Laguna Esmeralda

Para esta caminata no es necesario tener un excelente estado físico ni contratar ninguna excursión. Un recorrido de 9 kilómetros (te llevará unas 4 horas en total) vas a atravesar por zona de bosque, cruzar arroyos y te van a acompañar montañas y glaciares. Las vistas al Valle de Tierra Mayor y Carbajal son otras de las razones para convencerte de que no te vayas de Ushuaia sin hacer esta caminata…Y claro, el objetivo al que se apunta cuando se empieza: la Laguna Esmeralda.

El nombre ya te da una idea del color intenso que tiene esta belleza, y el paisaje que la rodea, con el Glaciar Ojo del Albino y el Cordón Toribio, es el marco perfecto para que resalte. De hecho, son los sedimentos de este glaciar los que le dan el color turquesa a la laguna. El comienzo del sendero está a 12 kilómetros de la ciudad. Si no tenés vehículo propio, podés llegar en uno de los transportes que salen desde el centro (Juana Fadul y Maipu) o a dedo.

LEAVE A COMMENT

Slot Dana Slot Luar Negeri Slot Maxwin Slot Thailand Slot Thailand Slot777 Slot777 AyamJP Login Resmi AYAMJP Robopragma Robopragma Robopragma Robopragma CUPANGJP CUPANGJP https://thailand.undar.ac.id/ https://slot777.simak.undar.ac.id/ https://undar.ac.id/thailand/ Slot777