fbpx
Descubre Egipto: la tierra de los faraones

Descubre Egipto: la tierra de los faraones

La Esfinge, el Nilo y las pirámides de Giza. No es necesario visitar Egipto para ser consciente de su gran belleza. Estos lugares que te recomendamos aquí son sensacionales. Atracciones imperdibles de este fascinante país, donde encontrarás remotos monasterios en el desierto, románticos complejos turísticos costeros, templos antiguos que alguna vez se ahogaron y obras maestras milenarias. Esto es lo que hay que ver en Egipto si o si.

Atracciones imperdibles 

No te puedes perder los siguientes lugares más atractivos de Egipto:

Templo de Luxor 

Este enorme complejo de templos se diferencia de la mayoría de las reliquias arqueológicas en Luxor en que no estaba dedicado a un solo faraón o dios, sino que fue construido como un templo ceremonial para la coronación de los gobernantes de Egipto. Es espectacular, con una avenida de esfinges con cabeza humana que conducen a la entrada con dos amplias torres de piedra arenisca, decoradas con jeroglíficos tallados y escenas de batalla. En el interior, encontrarás imponentes estatuas de dioses, columnas y columnatas interminables. Así como interesantes restos de estructuras internas y capillas. 

Templo de Karnak

Karnak es el segundo sitio más visitado de Egipto, después de las pirámides de Giza. Y no es difícil ver por qué, es absolutamente épico, cubriendo un área del tamaño de una aldea. De hecho, incluso el nombre, Karnak, se deriva del árabe khurnak, que significa aldea fortificada. En un tiempo estuvo conectado al Templo de Luxor por una avenida de 2,5 km de estatuas de esfinges, algunas de las cuales aún están intactas. También es único en el sentido de que, habiendo sido construido durante casi dos milenios, algunos de los dioses representados en las secciones posteriores no habrían sido reconocidos por quienes construyeron las partes anteriores.

Luxor Templo Karnak
Luxor Templo Karnak

Valle de los Reyes

Podría decirse que es el sitio egipcio antiguo más evocador, fuente de toda la tradición de las tumbas sin descubrir, amontonadas riquezas, momias y saqueadores de tumbas. Aquí está la tumba de Tutankamón, descubierta en la década de 1920 y todavía hoy en día un sitio de excavación, exploración y conservación para los arqueólogos. Desde Luxor en barco y luego por carretera, es un lugar de colinas desérticas quemadas donde sentirás que milenios te salpican por completo mientras desciendes a las tumbas frescas e inmaculadamente conservadas, sus relieves decorativos lucen casi tan brillantes como en la época, tallada y pintada. 

Luxor Valle de los reyes
Luxor Valle de los reyes

Monasterio de Santa Catalina

El monasterio de Santa Catalina se encuentra en la base de tres enormes montañas en la península del Sinaí, una de las cuales, Jabal Musa (también conocido como Monte Sinaí), era la montaña sobre la que se dice que Dios le dio a Moisés los Diez Mandamientos. El monasterio se siente como un portal a otro mundo. Y, en cierto modo, contiene obras de arte y objetos irremplazables, desde mosaicos hasta cálices, manuscritos, iconos, que son algunas de las imágenes cristianas más antiguas que se conservan en todo el mundo. Su biblioteca, en funcionamiento desde el siglo VI d.C., es la más antigua del mundo y su colección de textos antiguos sólo rivaliza con la del Vaticano.

Museo Egipcio

Construido a principios del siglo XX, este vasto museo ubicado en el centro de El Cairo alberga alrededor de 120.000 artefactos, la mayor colección de antigüedades faraónicas del mundo. En la planta baja es donde encontrarás los objetos más grandes: estatuas imponentes, secciones enteras de relieves de piedra y otros objetos arquitectónicos. Los objetos más pequeños incluyen momias con muecas, monedas y tesoros de las tumbas de los faraones, incluida la máscara mortuoria de oro macizo de Tutankamón. También hay una gran tienda de regalos, por lo que podrás comprar algunos recuerdos y souvenirs.

Río Nilo

Este río aparentemente interminable, que atraviesa once países africanos, desde Tanzania hasta Egipto, fue parte fundamental de la formación de la antigua civilización egipcia. Las capas de limo arrastradas río abajo y depositadas a lo largo de sus orillas hacen florecer el desierto. Los antiguos egipcios podían cultivar y comercializar cultivos como el trigo, una aportación valiosa que ayudó al país a enriquecerse. También fue espiritualmente significativo. Los antiguos egipcios creían que el este representaba el nacimiento, mientras que el oeste, donde se ponía el sol, representaba la muerte y el más allá, razón por la cual todas las tumbas estaban ubicadas al oeste del Nilo. Ya sea que realices un viaje en barco por la mañana a uno de sus templos o un viaje de unos días entre Luxor y Asuán, un crucero por el Nilo es uno de los mejores viajes que puedes hacer en la vida.

Río Nilo
Río Nilo

Bahía de Naama

Bordeando esta amplia bahía en el balneario de Sharm El-Sheikh en el Mar Rojo, se encuentra una de las mejores playas de Egipto, 1,5 km de arena dorada, aguas cristalinas y palmeras agitadas por la brisa. Rodeada de elegantes complejos turísticos, es uno de los lugares más ilustres para alojarse en el Mar Rojo y un lugar perfecto para viajar en barco y conocer los arrecifes de coral. Si no quieres  gastar mucho dinero en excursiones de un día, sumérgete en sus aguas poco profundas con tu propio esnórquel y aletas. Encontrarás el mar repleto de vida marina y entre las especies más extraordinarias se encuentran el pez payaso, las rayas manchadas y el pez cofre árabe.

Templo de philae

Parece impensable ahora que podamos ser tan imprudentes como para permitir  inundaciones a sabiendas de los antiguos edificios egipcios y romanos, especialmente aquellos que aún resplandecen con obras de arte precariamente delicadas. Pero eso es exactamente lo que sucedió cuando, a fines del siglo XIX, se construyó la presa Aswan Low Dam, que elevó el nivel del agua del lago Nasser mientras sumergía la isla de Philae y su antiguo complejo de templos. En la década de 1960, después de más de medio siglo de daños por agua, se decidió trasladar todo el complejo del templo, ladrillo a ladrillo, a la cercana isla más alta de Agilkia, donde se encuentra hoy en día de forma segura. Sigue siendo un lugar extraordinario para visitar, a pesar de los años que lleva inundado.

Biblioteca de Alejandría

Con suficiente espacio en sus estantes para 8 millones de libros, es justo decir que esta biblioteca se toma en serio el poder de la palabra escrita. Pero no es necesario que busques material de lectura nuevo para apreciarlo, porque también es una obra maestra de la arquitectura moderna. Fue construido en 2002, en Alejandría, a orillas del Mediterráneo, habiendo ganado el concurso para construirlo una firma noruega. Dentro de la estructura curvada de piedra y vidrio, múltiples pisos tipo entrepiso están inundados de luz natural. Más allá de los libros, hay cuatro museos, una enorme pantalla interactiva panorámica de 180 grados y seis bibliotecas internas especializadas, incluida una para niños y para discapacitados.

Biblioteca de Alejandría
Biblioteca de Alejandría

Gran acuario de Hurghada

Lo que se puede esperar de un acuario: mucha agua, llena de una multitud de especies acuáticas. Lo que quizás no esperes es una selva tropical, una exhibición de fósiles y un mini zoológico con animales vivos. Pero ese es el Gran Acuario de Hurghada, el más grande de África, donde las expectativas son invariablemente superadas. Sin embargo, la característica más impresionante es que todo es completamente a base de agua. El túnel de los tiburones es una pasarela de vidrio para peatones que atraviesa el centro del acuario, donde puedes ver a estos monstruos de las profundidades deslizándose con gracia por encima y a ambos lados de ti.

Isla Elefantina

Curvándose como el colmillo de un elefante se encuentra esta isla del Nilo, una de las más grandes del tramo del río Asuán. Según los antiguos egipcios, era el hogar del dios con cabeza de carnero Khnum, que custodiaba esta parte del río. Puedes explorar las ruinas de su templo en el extremo sur e incluso encontrarte con él en el Museo Asuán de la isla en forma de carnero momificado, entre otros hallazgos arqueológicos. 

Pirámides de Giza

Con 137 metros, la más grande, la Pirámide de Keops, es de 41 metros aún más alta que el Big Ben. Visto de cerca, la magnitud y la masa de estas estructuras milagrosas es asombrosa. Se cree que su construcción llevó más de 20 años y más de 4.000 trabajadores. El costo de construir la pirámide de Keops hoy en día ascendería fácilmente a 5 mil millones de euros. Entrar en el interior es una experiencia inquietantemente transportadora hasta para los más claustrofóbicos.

Pirámides de Giza
Pirámides de Giza

Presa alta de Asuán

Con 111 metros de altura y 4,000 metros de ancho, es la presa más grande del mundo, lo que no sorprende cuando te das cuenta de que está reteniendo las aguas del río más largo del mundo. Fue construido entre 1960 y 1970 para ayudar a controlar las inundaciones anuales más abajo del Nilo, lo que permite un riego más regulado. Anteriormente, la sequía y las inundaciones excesivas destruyeron los cultivos. La presa cambió todo, permitiendo una mayor consistencia y eficiencia.

Ópera del Cairo

Construida para reemplazar la Ópera Khedivial de 1870, que fue destruida en un incendio en la década de 1970, la Ópera de El Cairo, inaugurada en 1988 es el centro de las artes escénicas. Considerablemente más grande que la anterior, alberga siete teatros, una biblioteca de música, una galería de arte y un museo. El calendario de actuaciones, contempla desde proyecciones de películas y lecturas de poesía hasta instrumentales y óperas en vivo.

Templo mortuorio de Hatshepsut

Este templo, que emerge de los imponentes y escarpados acantilados de Deir el-Bahari, tiene una nitidez y una simetría que contradice su antigüedad, ya que se construyó hace más de 3.000 años. En el período intermedio, el templo se redujo principalmente a escombros por el clima, los terremotos y la destrucción deliberada. Pero ha vuelto a la vida gracias a un equipo de arqueólogos y conservacionistas polaco-egipcios.

Templo mortuorio de Hatshepsut
Templo mortuorio de Hatshepsut

Desierto del Este

Esta extensión abrasadora, intercalada entre el Nilo al oeste y las montañas del Mar Rojo al este, es tanto un enorme parque infantil al aire libre como un museo de sitios arqueológicos. Si deseas explorarlo, lo que deberías hacer es reservar un recorrido oficial con un operador autorizado, ya que no hay carreteras accesibles para los turistas. Podrás visitar importantes sitios históricos como el Monasterio de San Pablo el Anacoreta y Wadi Hammamat, una antigua ruta minera y comercial, llena de graffitis antiguos.

Colosos de Memnón

Estas dos gigantescas estatuas del faraón Amenhotep III son todo lo que queda de un enorme complejo mortuorio de templos que rivalizaba con cualquier otro que existiera en Egipto. Fue creado por Amenhotep para que pudiera ser adorado como una deidad mientras estaba vivo. Fue de corta duración ya que dos terremotos en estrecha sucesión, combinados con las inundaciones del Nilo, demolieron el templo. Las estatuas fueron reconstruidas por los romanos, quienes descubrieron que una de ellas emitía un sonido misterioso, como el punteo de una cuerda de lira, al amanecer. Como resultado, se convirtieron en atracciones importantes, y todavía hoy en día lo son.

Templo de Kom Ombo

A Egipto no le faltan templos antiguos, pero ¿cuántos ofrecen 300 cocodrilos momificados? Este es un templo inusual y encantador, justo al lado del Nilo, construido en dedicación tanto al dios cocodrilo Sobek (de ahí los hallazgos reptilianos) como al dios halcón Horus (o Haroeris). A pesar de resistir inundaciones durante milenios, y sin techo, Kom Ombo conserva una serie de frisos, relieves y tallas bellamente conservados. También encontrarás una sombra (un pozo antiguo) y estatuas, algunas recientemente descubiertas.

Mezquita de Al-Azhar
Mezquita de Al-Azhar

Mezquita de Al-Azhar

En El Cairo, la ciudad de los mil minaretes, el primero en elevarse al cielo pertenecía aquí, a la parte de la mezquita de Al-Azhar, la más antigua de la ciudad. También es la segunda universidad más antigua del mundo y se especializa en el estudio de la teología sunita y la ley islámica. Es una maravilla arquitectónica, resplandeciente con cúpulas y patios intrincadamente decorados. Podrás ver que una visita guiada es la mejor manera de familiarizarse con su historia, asegurándote de que no te pierdes ninguno de los extraordinarios detalles arquitectónicos.

DEJAR COMENTARIO